News

Grupo de personas cantan alabanzas en restaurante al terminar de comer (Video)

Cantando a capela en restaurante
EE.UU.- Un grupo de personas sorprendió a los clientes de un restaurante, cuando comenzaron a cantar alabanzas a Dios al terminar de comer.

El suceso ocurrió en un local de Chick-fil-A en Nashville y el video ha sido compartido en las redes sociales, que ha causado gran aceptación de los usuarios.

Chris Armstead, de Atlanta, fue quien grabó el video. Dijo a Fox 5 que se trataba de cantantes cristianos que habían llegado de diferentes partes del mundo, para una conferencia religiosa en el área, cuando decidieron mostrar su talento en el restaurante, cuando acabaron de comer.

El video de Chris muestra el exacto momento en que los hombres se levantan para cantar una versión a capela de la canción "Every Praise" de Hezekiah Walker. El desempeño llevó a los clientes a levantarse y acompañar cantando y aplaudiendo.

Chris dijo que había 60 cantantes en el restaurante que habían venido de varios países, incluyendo Sudáfrica, Brasil, Australia, Guatemala, Reino Unido y Canadá. Ellos estaban en la ciudad para una conferencia anual de adoración a capela, que se estaba celebrando cerca, en la iglesia Madison Church of Christ.

No fue la primera vez que el grupo apareció para sorprender a clientes y empleados de Chick-fil-A. La tradición comenzó hace dos años y según Armstead, el grupo ya cantó en 2016 y el año pasado.

"El video de este año fue el más popular", dijo Armstead que registró el momento en su teléfono móvil. Él es líder de adoración en la iglesia East Cobb Church of Christ y trabaja a tiempo completo para el hospital Children's Healthcare de Atlanta.


El autor de la canción, Hezekiah Walker, compartió el vídeo en su página oficial en Facebook, atrayendo decenas de miles de visualizaciones.

"No hay nada imposible para Dios", dicen padres de niño rescatado en Tailandia

Niño rescatado de cueva Tham Luang en Tailandia
TAILANDIA.- Los padres, de uno de los 12 niños que fueron rescatados de la cueva de Tham Luang, agradecieron a Dios por ver a su hijo otra vez. "No hay nada imposible para Dios", dijeron.

"Gracias a Dios. Estoy realmente agradecido de que hayan encontrado a mi hijo y que los 13 estén vivos", dijo el padre del niño cristiano, que es apoyado por la organización benéfica Compassion, según Christian Institute.

Los chicos, de entre 11 y 16 años, y su entrenador de fútbol fueron rescatados de la inundada cueva de Tham Luang en la provincia de Chiang Rai en Tailandia, donde estuvieron atrapados durante 17 días.

Todos los muchachos fueron hospitalizados y permanecerán en el hospital durante varias semanas debido a la debilidad del sistema inmunológico, según indican los informes. Las autoridades también buscarán signos de Histoplasmosis, que se conoce como "enfermedad de las cavernas", una infección "causada por la inhalación de esporas de un hongo que a menudo se encuentra en los excrementos de pájaros y murciélagos".

"Estamos muy felices y muy agradecidos de ver a mi hijo otra vez. Muchas gracias a todos los que han estado orando por nosotros y los niños y por ayudarnos, gracias", agregaron los padres, que asisten a la Iglesia Maesai Grace en Chiang de Tailandia. Provincia de Rai.

"Gracias a Dios que nos ayudó a ver a nuestro hijo muy pronto. Estamos muy felices de escuchar que nuestro hijo está fuera de la cueva y darle la bienvenida a casa. Es el amor de Dios sostiene a nuestra familia. Dios es amor y no hay nada imposible para Él", agregaron.

La operación de rescate duró nueve horas, desde el momento en que los buceadores entraron por primera vez a la cueva hasta que la última persona fue sacada.



Los chicos fueron a explorar en la cueva y quedaron atrapados en el interior debido a las inundaciones provocadas por una fuerte corriente de viento. Los rescatistas no pudieron localizarlos por casi 10 días debido a las aguas altas.

Cubanos se convierten a Cristo y arrojan sus ídolos a lo profundo del río

Cristianos cubanos en iglesia
CUBA.- Cubanos están entregando su vida a Cristo después que vieron el testimonio de vida de familiares o vecinos, y conocieron el Evangelio por medio de folletos. Los nuevos creyentes se están deshaciendo de las imágenes que por años conservaron en sus casas.

Después de años de trabajo, la distribución de literatura cristiana en la isla está dando sus resultados, según Helen Williams, de World Missionary Press (ministerio que distribuye literatura y folletos evangelísticos en más de 340 idiomas).

"Tenemos distribuidores que están trabajando con iglesias locales y otros ministerios, dentro de los parámetros que se permiten allí, y el Señor realmente bendijo", dijo Williams.

Recientemente, recibió informaciones de un contacto que distribuía material evangelístico en Cuba. "Él dijo que los cubanos están oyendo testimonios maravillosos de Dios trabajando en el corazón del pueblo. La gente se está salvando. Y los que adoraban a otros dioses están llevando sus ídolos de metal y los están arrojando al río", contó.

Los ídolos estaban hechos de materiales que no podían ser quemados. Williams dice que el hecho de que esas personas se hayan librado de estos objetos ha sido un testimonio increíble para las familias y amigos. El contacto confirmó que Dios está obrando en Cuba, y muchos corazones se están volviendo hacia Él.

"La gente está reconociendo a Jesucristo como el único camino, a través de su Palabra y del testimonio silencioso de los cristianos", subrayó.

Cuando dice "testimonio silencioso", esto quiere decir que los cristianos en Cuba dependen fuertemente de sus testimonios individuales, compartidos boca en boca y por la forma en que viven sus vidas, para testimoniar a los demás.

"Sólo quiero alentarlos a continuar, porque la Palabra está siendo compartida, incluso en un país donde hay restricciones, la Palabra está dando frutos. La gente viene al Señor y lo hace público. Y nosotros sólo queremos alabar a Dios por eso", subrayó.

Pastor queda paralítico tras accidente y aún así continúa predicando

Pastor paralítico predicando en iglesia
EE.UU.- Un pastor quedó paralítico tras sufrir un accidente automovilístico, cuando regresaba de visitar a una familia. A pesar de quedar con discapacidad física, continúa cumpliendo con su ministerio.

Harold Warner tenía 23 años y estaba comenzando su trayectoria como pastor auxiliar. Volviendo de una visita pastoral, su automóvil resbaló en la pista y se volcó, sufriendo graves lesiones que lo dejaron paralizado de la cintura hacia abajo.

Él estaba condenado a pasar el resto de su vida en una silla de ruedas, pero su fe le ayudó a enfrentar la situación confiando en Dios. "Mi mundo se volvió de cabeza", recuerda Warner. "Pero mi relación con Dios no cambió. Su gracia y su presencia nunca me abandonaron. Yo estaba seguro de que Dios estaba en el control de mi vida".

Hoy, la iglesia que dirige en Tucson, Arizona, tiene más de mil miembros. Afiliada a la misión Christian Fellowship, Warner y su equipo, ya han ayudado a plantar 750 iglesias en todo el mundo.

A pesar de las limitaciones productos del accidente, Warner dice que siempre actuó con "una combinación de fe y confianza". Incluso durante el tiempo que estuvo internado en el Instituto Neurológico Barrow, no dejó de predicar.

El centro trata a pacientes con ruptura de la médula espinal o lesión cerebral. Siempre que podía, él rodaba su silla de ruedas hasta una sala de estar en el hospital y anunciaba a Jesús. "Muchos estaban desesperados por sus problemas, pero pensé que debían estar más desesperados porque no conocían a Jesús", recuerda.

Eso fue hace 30 años. Él explica que continúa predicando el Evangelio con la misma intensidad. Pocos meses después de salir del hospital, fue invitado a liderar un grupo de estudio bíblico con sólo 5 personas.

"Por la gracia de Dios, siempre mantuve la idea de predicar el Evangelio", explica. Después de algunos meses, un "avivamiento" ocurrió y él plantó la iglesia que pastorea hasta hoy. Warner dice que siempre confió que Dios podía curarlo, pero aun cuando el Señor optó por no hacerlo, continuó trabajando en su Obra.

Al mirar hacia atrás, después de tantos años ministrando en diferentes lugares del mundo y ayudando en proyectos misioneros, su conclusión es que, a pesar de sus limitaciones físicas, "Dios comenzó a usarme para hacer algo que es mayor que yo".

Pastor y congregación donan sangre y salvan la vida de 4.600 personas

Cristianos donando sangre
EE.UU.- El pastor y miembros de la iglesia participaron en una campa de donación de sangre, que permitirá salvar la vida a más de 4.600 personas.

El pastor, Robert Morris, casi murió debido a una hemorragia interna y entiende lo importante que es recibir sangre al momento que se necesita, por eso él y la congregación decidieron donar sangre para salvar la vida de otros. "Alguien que donó su sangre salvó mi vida", dijo el pastor.

Más de 1.500 cristianos respondieron al llamado para participar en la campaña, en las seis sedes de la iglesia Gateway en Southlake, Texas, desde entonces, con la organización Carter BloodCare recogieron suficiente sangre para salvar al menos 4.600 vidas.

Phil Buchanan, uno de los donantes, habló sobre la experiencia: "Fue algo que me hizo sentir muy bien, vimos que somos capaces de unirnos como un cuerpo de creyentes y hacer un bien para la comunidad".

La directora de relaciones públicas de Carter BloodCare, Linda Goelzer, dijo que el esfuerzo de la iglesia fue "notable". "Incluso hemos conseguido ayudar a algunos otros bancos de sangre de la comunidad", según Fox 4 News.

Según Goelzer, el tiempo de la campaña sorprendió. "La iglesia realizó seis semanas de donaciones de sangre, incluso los sábados y domingos, en cada uno de sus seis templos. Además de la recolección en cada sitio de la iglesia, los fieles también se dirigieron a la sede de la Carter BloodCare para donar", explica.

La campaña iniciada por el pastor Morris fue consecuencia directa de lo que enfrentó, cuando fue hospitalizado de emergencia y supo que la existencia de sangre en el hospital eran bajas.

Él cuenta que sólo entonces percibió la importancia de las donaciones de sangre y decidió involucrar a los miembros de la iglesia para cambiar eso. Durante las seis semanas que duró la campaña de la iglesia habló de ello en el culto y mantienen un registro público de cómo iban las cosas.

Cristianos recorren estaciones de tren para ayudar a evitar suicidios

Voluntarios cristianos en la estación de tren
REINO UNIDO.- Un grupo de voluntarios cristianos están ayudando a detener la pérdida de vidas en las estaciones de tren. Entrenados para identificar a los posibles suicidas, están listos para brindarle consejería y evitar el suicidio.

Esta iniciativa surgió después que unas 237 personas se suicidaron en los rieles de tren, en diferentes estaciones del Reino Unido.

El equipo de voluntarios de Rail Pastors (Pastores de los Rieles) hace rondas en las estaciones, tratando de identificar a las personas deprimidas con intenciones de quitarse la vida y brindarle la ayuda correspondiente.

El proyecto cuenta actualmente con 100 voluntarios, actuando regularmente en cinco regiones del Reino Unido. La obra está reconocida oficialmente por la Policía y son una extensión de Street Pastors (Pastores de las calles), que durante los fines de semana ayudan a alimentar a las personas que viven en las calles.

Según la voluntaria Pam Almond, "en varias ocasiones, vimos personas que parecían estar en el límite y, cuando las abordamos, querían sólo conversar". Ella cuenta que su trabajo básicamente es estar allí. "No estamos seguros de lo que la gente está pensando y de qué están preocupados. Sólo se puede especular sobre lo que oye y se ve", dijo a la BBC .

Ellos caminan en las estaciones y, además de intentar identificar a posibles suicidas, ayudan a pasajeros que necesitan de primeros auxilios y ofrecen consejos para mantener las estaciones seguras.

La ciudad de Reading fue la primera en recibir el proyecto fuera de Londres. Desde 2015 cuenta con los "ángeles" de las estaciones, y según el grupo, los incidentes con muerte disminuyeron un tercio.

El voluntario Simon Vaney explica que "la voluntad de cometer suicidio va y viene". "Si usted puede hacer que la gente continúe hablando, los alienta y les da apoyo, eso puede hacer la diferencia", afirma.

Anna Henson dice que a menudo se asusta con el comportamiento de las personas. "He visto algunos llegar muy cerca del borde de las plataformas, sobre todo adolescentes hablando por celular", cuenta. "Ellos no perciben que un tren puede venir y arrancar el brazo de ellos o incluso matarlos", explica.

Todos los "Pastores de los Rieles" reciben entrenamiento de la organización Samaritans, dedicada a la prevención del suicidio. Los hombres y mujeres que patrullan las plataformas creen que hacen diferencia. "Estamos aquí, y nos preocupamos", destaca uno de los voluntarios.

RADIO ALABA A DIOS

Sed pede ullamcorper amet ullamcorper primis, nam pretium suspendisse neque, a phasellus sit pulvinar vel integer.


RADIO ALABA A DIOS

Sed pede ullamcorper amet ullamcorper primis, nam pretium suspendisse neque, a phasellus sit pulvinar vel integer.


RADIO ALABA A DIOS

Sed pede ullamcorper amet ullamcorper primis, nam pretium suspendisse neque, a phasellus sit pulvinar vel integer.

Prueba



(c)2018, Radio Alaba A Dios All Rights Reserved